Nos especializamos en el desarrollo de programas asistenciales integrales según la necesidad de cada uno de nuestros pacientes, así como la adecuación de su domicilio con los elementos técnicos y profesionales necesarios para garantizar el mejor de los cuidados y una óptima calidad de vida.
Image

Hospitalización integral del paciente crónico

Nuestro servicio está dirigido a pacientes con enfermedades crónicas en fases no terminales que por su condición tienen dificultades para asistir a servicios ambulatorios o requieren acompañamientos permanentes de personal capacitado en el manejo de sus enfermedades. 

  • Enfermedades crónicas como EPOC, hipertensión arterial, artritis degenerativa, osteoartrosis, diabetes, SIDA, cáncer y enfermedades huérfanas.
  • Pacientes con heridas crónicas de difícil manejo.
  • Pacientes con secuelas de accidente cerebro-vascular, secuelas de lesiones medulares o enfermedades seniles degenerativas.

 

Hospitalización del paciente paliativo

Este programa está enfocado en el manejo integral de los pacientes con enfermedades terminales, crónicas,  degenerativas e irreversibles en cualquier fase de la  enfermedad, cuyo objetivo es lograr la mejor calidad de vida para el paciente y su familia.

“… La medicina Paliativa afirma la vida y considera el morir como un proceso normal. Los cuidados paliativos no adelantan ni retrasan la muerte, sino que constituyen un verdadero sistema de apoyo y soporte para el paciente y la familia.” Definición de la Organización Mundial de la Salud O.M.S.

 

Pilares de nuestro cuidado en casa

  • Entender la realidad del paciente y su entorno.
  • Apoyo Psicosocial del paciente.
  • Apoyo Psicosocial del entorno familiar.
  • Control del dolor y los síntomas.
  • Trabajo en Equipo.
Image

Altas Hospitalarias

Este servicio busca que los pacientes en tratamientos hospitalarios prolongados, puedan ser trasladados a su domicilio, garantizando las condiciones técnicas y científicas que permitan dar continuidad al manejo de su condición.

Con esto se logra:

  • Un ambiente más cómodo para el paciente, rodeado de su entorno familiar.
  • Disminuir el riesgo de infección intrahospitalaria.
  • Acelerar su proceso de recuperación.
  • Optima finalización del tratamiento.